Proyecto Verde edita un catálogo para ahorrar agua

Artículo aparecido en la edición del 8 de Junio de 2005 en el diario “El Universo”

Cada español gasta como media 160 litros al día
Proyecto Verde edita un catálogo para ahorrar agua
Por : RICARDO FANJUL
Ecologistas, expertos en recursos hídricos y los propios madrileños más concienciados no se explican por qué el Canal de Isabel II no inicia ya campañas contra la sequía. Teniendo en cuenta que la población de la Comunidad de Madrid aumenta cada año y con ella el consumo de agua, en la comarca Noroeste estos dos factores se multiplican exponencialmente. Y es que, al mayor crecimiento poblacional de esta zona de Madrid, se suma que alrededor del 70 por ciento de sus viviendas cuenta con piscina, ya sea privada o comunitaria. A esto se multiplica el gasto, en un índice similar, de los jardines, que son regados en su mayoría sin ningún control experto.
Todo ello, sin mencionar los casos de ayuntamientos que riegan los jardines públicos a las horas de mayor calor y evaporación, como en Las Rozas, en donde mientras el lunes se entregaban los Premios de Medio Ambiente se estaba regando los jardines públicos de El Abajón a las 11:30.Frente a esta falta de concienciación, existen iniciativas privadas que dedican su esfuerzo y conocimiento de manera altruista a intentar sensibilizar a dirigentes y vecinos. Este el caso del grupo ambientalista de Colmenarejo, Proyecto Verde. Desde esta organización se ha editado un detallado catálogo con medidas domésticas que pretenden evitar el derroche absurdo del preciado líquido. Este grupo recuerda a los ciudadanos que cada español “llega a gastar unos 160 litros de agua al día como media”. Entre las principales medidas que se presentan en este catálogo, se explica cómo reducir el gasto de agua en la cisterna introduciendo en su interior botellas cerradas y llenas de agua, lo que reduce hasta 20 litros como media el número de litros por descarga. En el baño se produce una parte importante del derroche doméstico de agua, que se puede reducir fácilmente. Por ejemplo, recordando que el inodoro no es el cubo de la basura, ya que, al innecesario gasto de agua se suma la necesidad de depuradoras serán más grandes y numerosas en función del número de residuos. Los amantes del baño deberían ir pensando en reducir esta costumbre que, por otra parte, a veces va acompañada de una ducha. El consumo de agua se dispara al llenar la bañera, por lo que, en este sentido, es mejor tomar una ducha y cerrar el grifo mientras nos enjabonamos y abrirlo en el momento de aclararnos. La cocina acumula el mayor gasto de la vivienda; por ello, Proyecto Verde recomienda “siempre llenar el lavaplatos antes de usarlo. Si es posible, adquiriremos aquellos modelos que incluyan un programa de ahorro de agua. Y el coche, mejor en el túnel de lavado”, concluyen estos consejos.