Maquinaria en la Puerta del Sol

ASUNTO: MAQUINARIA EN LA PUERTA DEL SOL FECHA: 12-01-02

ALCALDIA

Ayer, día 11 de enero, alrededor de las 18 horas, vimos una excavadora moviendo tierras en la Puerta del Sol, el lugar en que realizamos años atras plantaciones de árboles y que ha sido usado recientemente por OHL como vertedero de inertes en la obra de canalización del Casrama.

Sabemos que OHL no está trabajando en este lugar, acatando la paralización dictada por la Sala 6ª del TSJ de la Comunidad de Madrid. Precisamente ayer, representantes ecologistas mantenían una reunión con el Director de las Obras para tratar de desbloquear el asunto.

La máquina se encontraba trabajando en una zona de tierra vegetal de buena calidad, presumiblemente destinada a la reforestación de la zona, tal y como establece la Declaración de Impacto Ambiental.

Sea como fuere, la actividad de dicha máquina en una zona de obras paralizadas por decisión judicial, parece ilegal. Cabe, incluso la posibilidad de que se estén retirando tierras de propiedad pública para fines particulares, pues el día anterior fueron vistos varios camiones de una conocida empresa del pueblo que procedían de esta zona.

Rogamos que se investigue este asunto a la mayor brevedad por si fuera constitutivo de delito, adoptando las medidas oportunas.

Atentamente,

Junta Directiva de Proyecto Verde

P.D./ Carlos González-Amezúa

Solicitud de reunión urgente vallado charcas de “Los Escoriales”

ASUNTO: SOLICITUD DE REUNION URGENTE FECHA: 12-01-02

ALCALDIA

CONCEJALIA DE MEDIO AMBIENTE

AGENCIA DE DESARROLLO LOCAL

(Rogamos se remita copia a estas instancias)

Estimados amigos:

Queremos mantener una reunión con vosotros para exponeros un proyecto conjunto que consideramos de gran interés medio ambiental y educativo.

El asunto a grandes rasgos es como sigue. El próximo día 30 vence el plazo para que las asociaciones opten a subvenciones de la Consejería de Medio Ambiente para proyectos destinados al estudio y protección del medio natural.

Nuestra propuesta es presentar un proyecto conjunto para el vallado de las charcas de Los Escoriales y la elaboración de material didáctico, paneles informativos sobre fauna y flora, un plan de visitas guiadas para escolares, edición de una guía, etc.

En este proyecto, el ayuntamiento debería acometer un vallado según directrices de expertos en anfibios, dejando pasos adecuados de fauna en las direcciones de los futuros pasillos ecológicos. Esto permitiría a la fauna ir habituándose a la futura ordenación urbana de manera paulatina, en tanto no se inician las obras. Nuestra aportación consistiría en destinar la subvención de la CAM para crear los paneles informativos y material didáctico necesario para dar a conocer a los ciudadanos y escolares la riqueza de anfibios de nuestro pueblo y su importancia. Igualmente, organizaríamos visitas guiadas para explicar este enclave a grupos de niños y adultos.

La aportación del Ayuntamiento se limita a adelantar algo que inevitablemente tendrá que hacer cuando comience la urbanización de los terrenos para evitar el deterioro de este enclave (lo que constituiría una figura delictiva): vallar las charcas. Por tanto, simplemente adelantando este vallado, podemos hacer un proyecto conjunto de gran interés. En la actualidad las charcas se siguen utilizando como vertedero, lavado de coches, limpieza de hormigoneras y otra serie de atropellos que pueden poner en peligro su existencia.

Estas charcas, a las que algunos consideran un “invento” de los ecologistas, están censadas por la Comunidad de Madrid. Ha sido remitido un informe reciente a Medio Ambiente por parte del Museo Nacional de Ciencias Naturales, avalado por M. Barbadillo, la mayor autoridad en anfibios de España, destacando su importancia en la conservación y protección de este grupo faunístico. Asímismo, hemos sabido recientemente que la AHE (Asociación Herpetológica Española) tiene informes y estudios sobre estas charcas que datan de 1990, destacando ya entonces su importancia en la reproducción de anfibios de la zona. A la larga lista de biólogos y expertos que han estudiado estos lugares, hay que sumar a Adena-WWF, el centro González-Bernáldez y varios colectivos ecologistas. No parece razonable que Colmenarejo de la espalda a esta realidad, tan valorada por multitud de expertos.

Además, y saliendo al paso de ciertas opiniones gratuitas de personas sin ninguna cualificación al respecto, podemos demostrar mediante el informe de un hidrogeólogo que la estacionalidad de estas charcas es independiente del régimen pluviométrico, y se alimentan de aguas subterráneas procedentes de la filtración a través de grietas en el substrato granítico, algo que la simple observación a lo largo de los últimos años ya nos había demostrado (y que tampoco tiene ningún interés especial, puesto que la riqueza de fauna está ahí y es incuestionable, sea cual fuere el origen del agua)

Para ayudaros a clarificar este tema podemos convocar a la reunión a Íñigo Martínez-Solano, investigador del CSIC y del Museo de Ciencias Naturales, autor del censo de anfibios del Parque Regional del Guadarrama y persona que ha estudiado estas charcas a lo largo de la pasada primavera.

Esperamos una pronta respuesta. Atentamente,

Junta Directiva de Proyecto Verde

EFECTOS DE LA DENUNCIA O SOLICITUD

Sin respuesta de ningún tipo

Habla, Pueblo, habla

Así comenzaba una vieja canción de la Transición. Y el Pueblo habló, después de 40 años de silencio. Desde entonces ha llovido mucho, y a aquella primera consulta electoral le siguieron otras, y la sensación de que los ciudadanos estábamos dibujando libremente el futuro de nuestra sociedad se acabó apoderando de todos, hasta de los que habían sido más críticos con el proceso. Muchos de nosotros pensamos, con entusiasmo, que a partir de entonces ya nada se podría hacer de espaldas al Pueblo, y que desde la más pequeña pedanía hasta en la capital del reino, serían los ciudadanos quienes decidirían su modelo de sociedad. Pero pronto íbamos a darnos cuenta que la democracia y la libertad nos son metas que se alcanzan sino senderos por los que se camina. Y que elegir a un candidato cada cuatro años, de entre tres o cuatro posibilidades, era mucho mejor que no elegirlo, pero no tan bueno como para sentarnos, satisfechos, a contemplar nuestra obra.

En algunos pueblos, el poder político local pronto se demostró incapaz de dar soluciones a los problemas de sus ciudadanos. Y sin saber muy bien cómo, los pueblos en los que algún sector social ostentaba fuertes intereses económicos, se fueron convirtiendo, poco a poco, en algo que casi nadie quería. Si preguntamos a los vecinos de Galapagar o de Villalba si su pueblo es el que habían soñado hace 25 años, la mayoría contestarían que ni de lejos. De ser pequeños y tranquilos pueblos residenciales, han pasado a ser ciudades caóticas, densificadas, sin otro planeamiento que no sea el puramente especulativo. Pueblos que han copiado lo peor del modelo urbano e industrial de las grandes ciudades, modelo que incluso estas urbes ya han abandonado hace años. ¿Cómo es posible, entonces, que los pueblos crezcan de forma y manera contraria a los intereses de sus ciudadanos, que supuestamente, son los que deciden?

Colmenarejo no es una excepción. Aunque, de momento, estamos lejos del “horror” en que se han convertido otras localidades cercanas, los indicios apuntan claramente en su misma dirección. La voz de los que, de una u otra manera, están llamados a dirigir los destinos políticos del municipio, van en ese sentido. Y poco importa que sean de derechas o de izquierdas. Supuestas verdades incuestionables, como: “este es el progreso”, “todos tienen derecho a vivir en Colmenarejo”, “hay que dar trabajo a nuestros jóvenes”, etc. se oyen con mucha frecuencia, apoyando un crecimiento que en la práctica solo se centra en una única cosa: hacer casas. La cultura, la participación, las zonas verdes, la defensa de nuestro medio ambiente, la sanidad, la política de inserción de inmigrantes, la educación… todo eso también es crecimiento y riqueza. Hacer casas es muy rentable para algunos ciudadanos y para el ayuntamiento. Pero hay otras muchas cosas que son muy rentables para todos.

Difícilmente pueden nuestros políticos darnos el pueblo que deseamos, cuando no saben qué es lo que verdaderamente queremos. Por ejemplo, algunos concejales de nuestro ayuntamiento están convencidos que Colmenarejo vive de la construcción, cuando sólo el 14% trabaja en este sector, y es un porcentaje que ha ido decreciendo año a tras año, conforme el pueblo aumenta su población.

Un voto cada cuatro años no es un contrato de adhesión inquebrantable. En Colmenarejo (como en todas partes) todos creemos conocer la voluntad general. Desde políticos pasando por colectivos ciudadanos y asociaciones, todos sabemos lo que quiere Colmenarejo. Y probablemente todos nos equivoquemos por la sencilla razón de que nadie se ha molestado en preguntar. Nuestros políticos prefieren “interpretar” antes que “conocer”. Quizá por que si supieran lo que verdaderamente queremos no tendrían más remedio que dárnoslo.
Cuando se presentó APIC, la hoy alcaldesa habló de recuperar el viejo espíritu de consenso y participación social en las decisiones políticas; incluso mencionó el viejo Rondón, como foro para que los ciudadanos pudieran expresarse en asambleas multitudinarias.

Queda un año escaso de legislatura. El próximo equipo de gobierno deberá (por lógica y por mandato legal) elaborar un Plan General de Urbanismo. Y ese plan va a decidir cómo será el Colmenarejo del futuro. Queremos que se cuente con los ciudadanos, porque nos jugamos mucho. No queremos que se nos interprete, ni que se diga que como hemos votado a tal o cual persona hemos depositado en él nuestra confianza para que decida lo mejor para el pueblo. ¡No; en absoluto! Queremos que se haga una consulta completa, mediante encuesta, formulario o referendo, con rigor científico, para saber cómo somos y que modelo de Colmenarejo queremos para el futuro.

Desde este espacio que gentilmente nos ha cedido el ayuntamiento, queremos pedir al equipo de gobierno, y en especial a APIC, que recupere el discurso de la anterior campaña electoral, y deje sentadas las bases para que el futuro de Colmenarejo quede depositado en quien ostenta la verdadera soberanía: los ciudadanos de Colmenarejo. ¡Que hable el pueblo!

PROYECTO VERDE DE COLMENAREJO

Más sobre el polígono industrial de Colmenarejo

Proyecto Verde va a presentar alegaciones ante la Dirección General de Obras Públicas de la Comunidad, una vez que el pleno municipal estudie las alegaciones presentadas por otros colectivos. A muchos de los argumentos que vienen citándose en las últimas semanas, cabría añadir el estupor que produce la ampliación de un polígono que ha resultado ser un fracaso (la mayor parte del existente está sin construir) y que lo seguirá siendo, pues el lugar no reúne condiciones estratégicas que puedan merecer el interés de las empresas.
También tenemos una duda respecto a la zonificación del Parque Regional, en la que no aparece claramente la desvinculación del polígono a su territorio.

Y como nos tememos que, a pesar de la oposición de algunos concejales, pueda utilizarse el polígono como moneda de cambio política y termine por aprobarse, hay algunas cosas que bajo ningún aspecto deberían permitirse.

1º. Los accesos al polígono a través de la Fuente del Conejo deben clausurarse. El polígono debe tener accesos propios y la actual situación de paso a través de una urbanización es un completo desafuero.

2º. Cualquier polígono industrial debe poseer una planta de depuración propia, o al menos de decantación. Así lo recomiendan la propia Consejería de Política Territorial (documento “Aplicación de las alternativas de actividad económica”) y el sentido común. La existencia de determinados vertidos puede dificultar e incluso anular el funcionamiento de la futura depuradora que se construirá a apenas 1 kilómetro de este polígono.

3º. Previo a su aprobación, o simultáneamente, deben redactarse ordenanzas municipales específicas para este polígono, que imposibiliten la presencia de industrias nocivas o peligrosas (que son muchísimas más de las que nos imaginamos).

4º. Los proyectos de zonas industriales están incluidos en el Anexo II de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental (6/2001 de 8 de mayo), y solicitaremos de la autoridad ambiental competente que así se haga. A priori no parece fácil que, en su actual diseño, este polígono pueda pasar este trámite.

5º. Proyecto Verde exigirá al ayuntamiento el estricto cumplimiento de la ley de evaluación de impacto ambiental en lo que concierne a la instalación en nuestro suelo de industrias y negocios. Las competencias municipales exigen “calificación ambiental” incluso en materias aparentemente insignificantes (como montar una peluquería o un videoclub), requisito que en la actualidad o es inexistente o se acomete como mero trámite.

Propuestas de la encuesta municipal: ¿Cómo percibe el ciudadano la realidad de Colmenarejo?

Siguiendo las indicaciones planteadas en la pasada reunión de participación ciudadana, presentamos esta propuesta con algunas preguntas posibles, agrupadas en distintas áreas.

Hemos intentado plantear preguntas indirectas, mucho más fiables y con mayor capacidad para decirnos cosas. Ante la pregunta directa, el ciudadano muchas veces da una respuesta políticamente correcta, más aún si la encuesta es mediante encuestador. En una pregunta indirecta, el ciudadano no percibe tan claramente qué es lo que se deduce de su respuesta, por lo que manifiesta más libremente su opinión. Esta libertad de opinión no significa que exista temor o prevención en sus respuestas, sino más bien un mecanismo inconsciente que en cierta medida le hace contestar en base a lo que le gustaría que fuese en lugar de a lo que es en realidad.

Pondremos un ejemplo. Si queremos saber cuál es la apreciación del ciudadano sobre su entorno, podemos formularle preguntas bastante diferentes: ¿Cómo valoras el medio urbano? ¿Cómo valoras el medio urbano en relación a los municipios cercanos? ¿Cómo valoras la evolución del medio urbano en los últimos años? Una misma persona respondería cosas distintas a cada pregunta. Un entrevistado bastante objetivo daría una respuesta positiva a la primera pregunta, y sobre todo a la segunda (¡comparado con Galapagar, Colme es una joya!), pero probablemente daría una respuesta pesimista a la tercera pregunta.

Este es uno de los grandes problemas de las encuestas, que pueden llegar a invalidarlas por completo y sacar conclusiones totalmente erróneas, si no se tiene muchísimo cuidado en formular correctamente las preguntas y en ofrecer la batería de respuestas adecuada.

Otro aspecto importante es el de evitar formular preguntas cuya respuesta ya se conoce de antemano. Y nos referimos tanto a preguntas obvias, del estilo de “¿te preocupa que el río esté contaminado?” como a preguntas cuya respuesta puede ser conocida por otros medios, como por ejemplo el INE o el servicio estadístico de la Comunidad de Madrid (la mayor parte de datos económicos y socioculturales).

Uno de los objetivos que buscamos (amén de conocer las impresiones que el ciudadano tiene sobre su entorno y la gestión del mismo, que es el objetivo “oficial” de la encuesta, si no lo hemos entendido mal), es saber hasta qué punto el ciudadano de Colmenarejo es consciente de la realidad de su entorno. Es muy importante saberlo, porque si del análisis de la encuesta se deduce que el ciudadano no conoce la realidad que le rodea, será absolutamente imprescindible informarle muy bien antes de recabar de nuevo su opinión para que defina sus prioridades en la redacción de la Agenda 21 (consulta que, volvemos a reiterarlo, es absolutamente imprescindible para desarrollar la Agenda).

Medio Urbano

n ¿Cómo valora la evolución del entorno urbano en los últimos años? (La pregunta anterior puede dar una idea equivocada sobre la percepción del ciudadano. Ésta pregunta sitúa las cosas en su sitio, dando una idea clara del nivel de preocupación por la tendencia observada en la evolución del municipio)

n ¿Cómo considera que está siendo el modelo de crecimiento urbanístico del pueblo? (de mucha densidad, adecuado, de poca densidad…)1

n ¿Cree que los derechos del peatón están suficientemente protegidos respecto a los automoviles?2 (las respuestas serían “Sí”, “No” y “Existe un equilibrio”)

n ¿Cómo valora la cantidad de parques?3

n ¿Y su conservación?

n ¿Practiva la separación selectiva de sus basuras? (siempre, frecuentemente, a veces, nunca)

Medio Natural

n ¿Cree que está bien conservado el medio natural de Colmenarejo?

n ¿Dónde vierte Colmenarejo sus aguas residuales? (Río, depuradora, pantano, no sé)

n ¿Sabe cuánto territorio de Colmenarejo está protegido? (dar porcentajes)

n ¿Sabría indicar, al menos, el nombre de tres lugares del término municipal con algún tipo de valor ambiental (dehesa, vía pecuaria, monte, zona húmeda, río o arroyo, finca…)?

n ¿Conoce el término municipal de Colmenarejo? (muy bien, bien, etc.)

n ¿Cómo valora la gestión municipal en cuestiones de medio ambiente?

Gestión municipal

n En su opinión, cuál es el grado de interés del ayuntamiento en las siguientes cuestiones:

alto normal bajo

Gestión urbanística y construcción n n n

Limpieza y recogida de basuras n n n

Educación ambiental n n n

Gestión del medio ambiente n n n

Parques y jardines n n n

Gestión municipal del agua n n n

Control de comercios e industria n n n

Gestión de la caza n n n

n ¿Cómo valora los siguientes aspectos de gestión municipal medioambiental?

bien normal mal

Recogida selectiva de residuos (envases y orgánicos) n n n

Número de contenedores de vidrio, papel, envases, etc n n n

Grado de cumplimento de la prohibición de fumar en locales públicos n n n

Control de actividades de motocross y 4×4 en zonas de campo n n n

Defensa del patrimonio medioambiental del municipio n n n

Defensa del patrimonio artístico, arqueológico y cultural n n n

Acceso a la información ambiental n n n

Gestión del agua n n n

Control de empresas molestas o contaminantes n n n

Participación ciudadana

n ¿Considera que tiene fácil acceso a los asuntos municipales?

n ¿Cómo valora su grado de participación en los asuntos municipales? (muy alto, alto, medio, …)

n ¿Cree que la iniciativa municipal de desarrollar la Agenda 21 Local va a mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo?5

n ¿Pertenece a alguna asociación del municipio?

n ¿Está dispuesto a colaborar activamente en la elaboración de la Agenda 21? (si es afirmativo, diríjase al Ayuntamiento donde podrá rellenar un impreso que le dará acceso a una participación más directa)

Perfil del encuestado

n ¿Está empadronado?

n ¿Trabaja en Colmenarejo? (indica la participación del Producto Municipal Bruto en el montante de la economía del municipio. Es un dato del que no hay estadísticas, y es fundamental)

n ¿Vive en una vivienda unifamiliar? (da el porcentaje de piso/chalet. Es un dato conocido por el catastro)7

n Edad

n Nivel de estudios (nos da indirectamente un perfil socio-cultural)

IMPORTANTE

Todas las respuestas que lo requieran, deben llevar el consabido No sabe/No contesta

———————————————————————————————————————————

1. Cualquier batería de respuestas que permita conocer la sensibilidad del entrevistado respecto al tipo de crecimiento sería adecuada.

2. Indirectamente nos está dando una valoración del ciudadano respecto al modelo de entramado circulatorio, aceras, plazas de aparcamiento, peatonalización, etc.

3. Hay que evitar la denominación “zonas verdes” que en este municipio puede inducir a confusón con zonas forestales.

4 El orden de las preguntas es muy importantes. Hay quien puede pensar que conoce bien el pueblo, y si esta es la primera pregunta puede contestar muy favorablemente, mientras que si está al final, habrá observado sus dudas y será menos optimista. Al contrario también introduce matices importantes. Dependiendo de lo que la encuesta quiera poner de manifiesto, así sera el orden.

5. Esta pregunta responde indirectamente dos cuestiones muy importantes:¿Se considera la Agenda 21 un instrumento efectivo para mejorar la gestión del entorno? y ¿Se considera al ayuntamiento capaz de sacarla adelante?

6. En internet es posible encontrar datos muy precisos sobre perfiles, población activa, nivel de renta, etc. actualizados a 2001, en la página del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid.

7. Al tratarse de un dato conocido catastralmente, una desviación importante frente a este dato objetivo nos indicaría que:

a) la muestra no ha sido bien elegida, si se ha seguido un criterio de selección previo

b) la encuesta ha sido respondida por un sector de población sesgado, si se ha hecho la encuesta mediante buzoneo o captación callejera.

Urbanismo y Ley Forestal

ASUNTO: URBANISMO Y LEY FORESTAL FECHA: 20-11-01

EXCMO. AYUNTAMIENTO DE COLMENAREJO

ALCALDIA, CONCEJALIA DE URBANISMO Y CONCEJALIA DE MEDIO AMBIENTE

Estimados ediles:

Hemos tenido conocimiento del interés del ayuntamiento y promotores privados en urbanizar una zona lindante con el arroyo del Membrillo, junto a la Cañada de las Merinas.

Queremos recordar al Ayuntamiento que en dicha zona existe una fresneda de gran interés ecológico, por cuya existencia y a instancias nuestras, la Comunidad de Madrid modificó el trazado del emisario de aguas residuales que alimentará a la futura depuradora.

Dicha fresneda se encuentra, en parte, sometida a la Ley de Aguas por encontrarse en zona de Dominio Público Hidráulico, por lo que no puede ser objeto de ningún tipo de aprovechamiento urbanístico.

Además, al tratarse de una masa arbórea de fresno, se halla sometida a la Ley 16/1995 Forestal de la Comunidad de Madrid, y protegida en diferentes puntos de su articulado.

Las características de esa fresneda la harían idónea como área recreativa natural, mucho más adecuada por su frescor y sombra, que el Navazo y zona de la ermita, pues su localización entre una zona urbana y una depuradora hipotecan a medio plazo su futuro como enclave natural. Debe protegerse, sin embargo, su valor botánico, lo que no es incompatible con determinadas actividades de ocio.

Además, su proximidad al Parque Regional hacen que su urbanización sea totalmente improcedente para la adecuada protección de este enclave.

Atentamente,

Junta Directiva de Proyecto Verde

Presencia policial

ASUNTO: PRESENCIA POLICIAL FECHA: 31-10-01

ILUSTRISIMA SRA. ALCALDESA

Estimada Sra.:

En los últimos tiempos venimos asistiendo en nuestro municipio a la proliferación de determinados delitos contra la propiedad, y la seguridad de las personas que están provocando una gran alarma entre nuestros vecinos.

La seguridad ciudadana no es un asunto que nuestra asociación tenga como objetivo estatutario, y no es nuestra intención entrar en este espinoso y delicado tema para el cual existen asociaciones más legitimadas y voces más autorizadas.

La razón de nuestro escrito es salir al paso de un rumor muy extendido en el pueblo, rumor que atribuimos al descontento generalizado ante esta ola de inseguridad y en cierta medida, de xenofobia, que venimos padeciendo en los últimos tiempos.

Resulta que se dice que la policía local tiene desatendido al municipio porque vuelca toda su atención en la Universidad.

Proyecto Verde mantiene una relación de proximidad con la Universidad y la Residencia de Estudiantes. Proximidad que es tanto física —varios miembros de la junta directiva viven en sus proximidades y frecuentan sus instalaciones, cursos e iniciativas culturales— como asociativa, ya que organizamos actos conjuntos e incluso celebramos nuestras reuniones en la Residencia.

En este último año, hemos podido ver a la policía local en la universidad en dos ocasiones. Si atendemos a la estadística, podríamos manifestar que la universidad, a tenor de nuestros propios datos, está en todo caso desantendida en cuanto a vigilancia.

La casuística delictiva en sus instalaciones en el último año corrobora esta apreciación personal —de la junta directiva de nuestra asociación— ya que se han sucedido delitos y robos con una asiduidad similar, si no mayor, a la del resto del municipio.

A la vista de los hechos —que no de los rumores— parece evidente que es necesario aumentar la presencia policial en todo el municipio, incluida la Universidad, aumentando la dotación para poder abarcar una mayor cobertura durante un mayor tiempo.

Junta Directiva de Proyecto Verde

Gastos de defensa del Camino del Rey

ASUNTO: GASTOS DEFENSA CAMINO DEL REY FECHA: 8-10-01

ALCALDIA Y CONCEJALIA DE MEDIO AMBIENTE

Estimados ediles:

Como sabéis, en parte por las informaciones periódicas mantenidas con la Concejalía de Medio Ambiente, y en parte por las informaciones aparecidas profusamente en los medios de comunicación, después de 75 días de un incesante trabajo para tratar de que las obras de canalización del CASRAMA se hicieran conforme establecen la Declaración de Impacto y la propia ley, la empresa OHL, con el respaldo de la Confederación Hidrográfica del Tajo y la pasividad políticamente medida de la Comunidad de Madrid, han terminado de arrancar todas las encinas que les estorbaban, vendiendo su madera sabe Dios a quién y haciendo caso omiso a todos y a todo, incluyendo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Hasta llegar a la situación actual, hemos mantenido una estrecha colaboración con Los Verdes, en especial con Gloria Torres, su presidenta, repartiéndonos tácitamente el amplio espectro de actuaciones y medidas que podían, de alguna manera, salvar el encinar. Mientras Los Verdes se centraban en la denuncia judicial y mediática, nosotros trabajábamos en la documentación y diálogo institucional. Lamentablemente, ni la amplia repercusión mediática y judicial que ha tenido su trabajo, ni lo silencioso y gris del nuestro han servido para proteger suficientemente el medio (aunque algo si se ha conseguido).

En nuestro caso concreto, no conseguimos que el ayuntamiento asumiera la defensa del encinar, ni obtuvimos resultado positivo alguno de nuestras reuniones con responsables de la Confederación ni de la Comunidad de Madrid (en primera instancia) o de las cartas enviadas al Ministerio de Medio Ambiente. Logramos, eso sí, que finalmente la dirección del Parque denunciase las obras de OHL por ilegales (cuando un mes antes las había dado por buenas ante el juez de San Lorenzo), pero la Dirección General de Disciplina Ambiental retuvo la denuncia, negándonos el acceso a la misma, lo que hubiera sido decisivo para que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid inclinara la balanza a nuestro favor, manteniendo la suspensión cautelar de las obras.

El enorme trabajo de estos dos meses largos ha dejado un rosario de decepciones y un importante montante de gastos económicos.

En nuestro caso, estos gastos han sido difícilmente cuantificables (¿cómo se calcula, por ejemplo, el dinero que deja de ganar un autónomo cuando falta días enteros a su trabajo?). Pero en el caso de Los Verdes, el dinero dedicado a pagar procuradores y abogados está documentado y justificado mediante recibos y minutas. No es una cantidad alta, pero es mucho para quien no dispone de otro ingreso que la cuota de sus militantes.

Este dinero es una mínima parte del esfuerzo que hemos dedicado unos y otros a tratar de proteger un patrimonio que pertenece a todos los colmenarejanos y que consideramos —y así os lo hacemos saber una vez más— que debía haber sido defendido por nuestro ayuntamiento.

El objeto de este comunicado es pediros que asumáis una parte de esfuerzo en la conservación de nuestro patrimonio, corriendo con los gastos del trasplante y cuidados de un número de encinas significativo, que podrían ser replantadas en La Puerta del Sol, endulzando en algo el amargor que todos tenemos por la forma en que ha sido destruida la plantación de los últimos años. Para este trabajo existe una empresa —Salvar la encina— que está obteniendo grandes éxitos en este campo, avalados por importantes contratos de diferentes comunidades autónomas y administraciones locales. El coste, con ser alto no es ni mucho menos desproporcionado, pudiendo realizarse trasplantes a partir de las 30.000 pesetas por ejemplar de 20 centímetros aproximadamente, con una supervivencia media del 90%. Con una cantidad inferior a la que se ha dedicado a espectáculos taurinos durante este verano, sería posible cambiar el actual aspecto de la Puerta del Sol, convirtiendo el enclave en un encinar, que completaríamos con aromáticas y arbustos.

Las encinas se obtendrían de la zona que aún está pendiente de deforestar, paralela a la carretera de Valdemorillo, hasta Pino Alto. En este proyecto podríais obtener la ayuda de la Comunidad de Madrid.

Estamos a vuestra disposición, tanto nosotros como Los Verdes de la Comunidad de Madrid, para facilitaros la ayuda e información que necesitéis. Eso sí, si tenéis interés en este asunto debéis actuar con celeridad, porque las máquinas de OHL no se duermen.

Estamos a la espera de vuestra contestación,

Atentamente,

Junta Directiva de Proyecto Verde

EFECTOS DE LA DENUNCIA O SOLICITUD

Sin respuesta de ningún tipo

Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos

ASUNTO: Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos FECHA: 31-9-01

ALCALDIA Y CONCEJALIA DE MEDIO AMBIENTE

La entrada en vigor el 27 de julio de la nueva Ley del Suelo ha cambiado el panorama del urbanismo en la Comunidad de Madrid. A partir de esa fecha, cualquier ayuntamiento puede declarar como urbanizable todo aquel suelo que no esté estrictamente protegido.

Esto, que a más de un consistorio hará saltar de alegría, es en la práctica una amenaza atroz para el medio ambiente y el futuro bienestar de la mayor parte de nosotros. Baste decir que el planeamiento proyectado por el anterior alcalde habría pasado el filtro de la Consejería de Urbanismo. Y no solo eso: será posible realizar urbanizaciones allá donde los ayuntamientos estén dispuestos a permitirlo. Podremos asistir en los próximos años a la proliferación de promociones inmobiliarias en lugares que ahora mismo son parte de las señas de identidad de este pueblo: “Residencial El Navazo”, “Urbanización Las Minas”, “Mirador del Madroñal”… Basta echar un vistazo a alguno de los pueblos que nos rodea para hacernos una idea aproximada de lo que esto puede significar. Galapagar y Villalba son dos buenos ejemplos de términos municipales con un casco urbano caóticos y agobiantes (como comienza a ser el nuestro) y núcleos de población dispersos, que completan casi la totalidad de su superficie, creando tremendos problemas de infraestructuras, equipamientos y comunicaciones. Suele alegarse que ese crecimiento ha traído riqueza para el pueblo (para varias docenas de familias), pero bastaría con preguntar a los ciudadanos de esos pueblos si era eso lo que querían, y a los colmenarejanos si quieren algo parecido. Y no sirve con decir que en Colmenarejo las cosas serán distintas, que haremos amplias calles, con hermosas aceras, zonas verdes, abundantes aparcamientos para que los coches no interfieran en la vida de las personas… La realidad actual no es esa y la futura seguirá la misma línea, si no peor. Colmenarejo está siguiendo un modelo urbanístico que todos conocemos de sobra porque lo vemos a diario en Galapagar; un modelo abandonado hace años incluso en grandes poblaciones de nuestro entorno, como Madrid o Majadahonda, un modelo que solo responde a los intereses de unos pocos en perjuicio de la inmensa mayoría.

Y aún no hemos hablado de medio ambiente.

Entre todo lo que se podrá urbanizar, (es decir, en todo el suelo que no está protegido por alguna figura específica), hay multitud de espacios y lugares de gran valor paisajístico, histórico o natural. Y esos lugares, que las excavadoras podrán llevarse por delante sin demasiados problemas, conforman un patrimonio natural que han ido heredando las generaciones desde tiempos inmemoriales. Ese patrimonio natural es aún más importante que otros patrimonios que a ningún político se le ocurriría tocar. Imagina que llega un alcalde y decide derribar la iglesia y hacer una nueva. Su tropelía sería enérgicamente contestada por el pueblo, y por supuesto, su futuro en la política habría acabado. Una vez derribada la iglesia por este “cafre”, el nuevo alcalde comenzaría de inmediato su reconstrucción, y en pocos meses tendríamos una iglesia que nadie podría distinguir de la anterior; incluso podría ser hasta más hermosa, con gran riqueza de imágenes y pinturas realizadas por los mejores maestros contemporáneos o compradas en subastas de arte antiguo. Es solo cuestión de dinero.

Pero ahora imagina que ese mismo alcalde decide hacer una urbanización en un hermoso prado, recorrido por un arroyo estacional que en primavera serpentea entre fresnos centenarios; un prado en el que croan las ranas, se alimentan lavanderas y currucas, y salen a cazar los gallipatos. Llegan las máquinas y arrancan los árboles, excavan las tierras y llenan todo de hormigón, ladrillo y asfalto. ¿Alguien podría volver a poner ahí los fresnos, los gallipatos, las currucas…? Ni todo el dinero del mundo sería capaz de restituir una fresneda centenaria. Ni los mejores jardineros, ni los más grandes biólogos, ni los más voluntariosos políticos serían capaces de recuperar ese espacio, irremediablemente dañado para siempre. Ni la más insignificante creación de la Naturaleza es capaz de ser recreada por el hombre; ni un simple pulgón somos capaces de fabricar. Y a pesar de eso, a pesar de nuestra incapacidad para imitar ni uno solo de los logros de la Naturaleza, seguimos sin dar ningún valor a los árboles y los animales y los paisajes y los ríos… Los arrancamos, contaminamos, urbanizamos.

Las pasadas elecciones mostraron muy claramente la preocupación de los ciudadanos de Colmenarejo por el medio ambiente; ¡muy claramente! Nuestros vecinos están enamorados de este pueblo porque tiene naturaleza y tranquilidad, porque pueden olvidar las aglomeraciones que nos rodean, el tráfico, el urbanismo invasor y masificado. Y vosotros no podéis volver la cabeza ante esa realidad, por fuertes que sean los intereses inmobiliarios y sus presiones, muchas veces camuflados bajo la apariencia de “todos tienen derecho a la vivienda” o “más trabajo para el pueblo”.

Este comunicado de nuestra Junta Directiva es mucho más extenso de lo habitual. Y el motivo es intentar haceros ver el papel trascendental que podéis jugar en nuestras vidas. La legislatura no ha empezado nada bien por lo que concierne al medio ambiente. Pero no es el momento de críticas o reproches. Tenéis la oportunidad de dejar una huella imborrable en este pueblo, no en forma de casas, ni carreteras, ni tan siquiera centros cívicos o escuelas. Todas esas cosas, imprescindibles por otra parte, las puede hacer cualquiera, y de hecho los políticos profesionales son expertos en hacerlas; es casi lo único que saben hacer. Lo que podéis hacer vosotros es algo mucho más importante, algo que no cuesta dinero y no necesita financiación ni endeudamiento, sino voluntad, visión y coraje políticos: dejar sentadas las bases para que el Colmenarejo del siglo XXI siga siendo un lugar privilegiado dentro de la Comunidad de Madrid por su riqueza natural, biodiversidad y calidad de vida.

El procedimiento es muy sencillo: elaborar un Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos. Los ayuntamientos tienen potestad para proteger espacios dentro de sus municipios. La nueva Ley del Suelo lo establece en su Artículo 34, pero también lo permiten otras leyes. Es una potestad que aquellos ayuntamientos con sensibilidad ante el tema están ejerciendo. Podemos poneros unos cuantos ejemplos de municipios cercanos que lo han hecho. En Colmenarejo tenemos todo lo que hace falta: espacios que merecen una especial protección y personas capaces de demostrarlo científicamente. Sólo faltan políticos municipales dispuestos a ordenarlo. Y esos políticos debéis ser vosotros; para eso habéis sido elegidos; ese es el trabajo que esperamos de nuestra alcaldesa o de nuestro concejal de medio ambiente. Y si tenéis dudas, preguntad a la gente; haced encuestas, convocad asambleas, dejad que el pueblo se pronuncie.

Tenéis la oportunidad de hacer lago verdaderamente importante a largo plazo para este pueblo; y ese es un privilegio que está al alcance de muy pocas personas. No lo desaprovechéis.

Junta Directiva de Proyecto Verde de Colmenarejo

EFECTOS DE LA DENUNCIA O SOLICITUD

Sin respuesta de ningún tipo.

Senda ecológica

ASUNTO: SENDA ECOLOGICA FECHA: 19-1-01

ALCALDÍA Y CONCEJALÍA DE MEDIO AMBIENTE

Estimados amigos:

Cuando fuimos informados del ofrecimiento hecho por la Comunidad de Madrid para realizar en Colmenarejo una senda ecológica nos reunimos para estudiar el tema, dando prioridad al criterio de los especialistas (biólogos y naturalistas).

El asunto de las sendas es un tema complejo y controvertido. En aquellos lugares de gran valor ecológico (como puede ser el cañón del Aulencia o las proximidades del descansadero de Puente Caído, incluyendo las cárcavas y afluentes del Aulencia y el Valbellido), las sendas pueden convertirse en todo lo contrario de lo que se pretende, es decir: en vez de promover el respeto y conocimiento del medio natural, lo que fomentan es su destrucción. Esto se ha visto a lo largo de muchos años en numerosos lugares y existen estudios determinantes sobre el tema. Se trata, pues, de un asunto incontrovertible que incluso la propia Comunidad de Madrid asume, y evita esos lugares emblemáticos, en los que la componente de educación ambiental no compensa mínimamente la destrucción de hábitats.

Dicho esto, nos quedarían otros lugares de menor interés ecológico, aunque dignos de protección y protegidos de hecho. En estos lugares, cualquier posible senda debería discurrir por vías pecuarias, ya que por un lado, gran parte de las fincas son privadas y por el otro, la actividad cinegética, en épocas de caza, pondría en grave peligro la iniciativa, cuando no a las propias personas (podríamos contaros algunos casos de cazadores que amenazan o echan de caminos públicos a tranquilos paseantes).

El resto de lugares que nos queda para posibles sendas son zonas periurbanas, sin demasiado interés, y en las que sería complicado encontrar suficientes alicientes como para validar la ruta.

Recibid un cariñoso saludo,

Junta Directiva de Proyecto Verde

RESULTADO DE LA SOLICITUD

La senda no se realizó en el sitio propuesto por el ayuntamiento por negativa de la Comunidad de Madrid.