Análisis de la encuesta municipal

El método. El primer gran defecto de esta encuesta es la metodología y la selección de muestras. En la reunión en que se debatió este asunto, quedó claro que una muestra de 150 o 200 encuestados, elegidos aleatoriamente según las franjas de edad (dato conocido en el padrón) tendría una fiabilidad superior al 99%, más que suficiente. El ayuntamiento proponía respetar estas franjas poblacionales, pero realizar la encuesta en la calle. Nosotros indicamos que eso provocaría la invalidación de la encuesta, ya que se partía de una circunstancia no aleatoria, como es el pasear por tal o cual calle. Nuestra propuesta era la siguiente: se toma la pirámide de población de Colmenarejo. Siguiendo ese mismo porcentaje de bandas de edad, se seleccionan aleatoriamente 150 o 200 personas sobre el padrón. Y a esas personas se les hace la encuesta bien en su domicilio o por teléfono. Así se logra esa fiabilidad de la que hemos hablado.

La opción del ayuntamiento ha sido posiblemente la peor posible. Las encuestas se realizaron en la calle, en el entorno de la plaza, un fin de semana. Y lo peor es que encima se anunció el lugar y la hora exactos. Así, aquellos que tuvieran interés en ser preguntados es fácil que lo consiguieran. No se tiene en cuenta la pirámide poblacional, porque el encuestador no conoce la edad del encuestado cuando le aborda. Se sesga la muestra al elegir personas que frecuentan ese entorno los fines de semana, y para colmo, se anuncia el día y el lugar. La nula cualificación técnica de esta encuesta es evidente. Lo que esta encuesta recoja serán las opiniones de aquellos ciudadanos muy interesados en que se les pregunte, más aquellos que suelen pasear por la plaza los días festivos, más los católicos practicantes que salen de misa de 12, ¿por qué no?

La parte buena de todo esto es que, aunque estuviera técnicamente bien hecha, dicha encuesta no va a servir para nada relativo a la Agenda 21. Eso esperamos.

Las preguntas. Si erróneo es el método, las preguntas tampoco tienen desperdicio. En primer lugar no se incluye el consabido no sabe/no contesta, a pesar de que lo indicamos como imprescindible en nuestra propuesta. Así, se obliga al ciudadano a pronunciarse sobre todos los aspectos preguntados, aunque no tenga opinión o lo desconozca. Un alto porcentaje contesta cualquier cosa, ante el temor de que dejar la casilla vacía invalide el conjunto de la encuesta, o pueda dar la sensación al entrevistador de ser un ignorante. Son hechos perfectamente conocidos por la ciencia demoscópica que parecen no tener aplicación en Colmenarejo.

Pero no queda todo ahí. En una enorme batería de preguntas en las que el ciudadano tiene que opinar de cosas que ni nosotros —que conocemos bastante bien Colmenarejo— somos capaces de pronunciarnos, se le da a elegir entre Muy bueno, bueno, regular, aceptable, malo y muy malo. ¡Caramba! Que sepamos (nosotros y el diccionario), aceptable es mejor que regular, y no peor como aparece en la encuesta.

Nos preguntan cosas que no vienen al caso o que no se pueden responder. ¿Que opinamos del río? Pues depende de qué tramo del río me hablen ustedes. ¿Y del arroyo y humedales? Pues cosas distintas; porque el arroyo no es uno sino varios: La Peralera es una cloaca, pero el Valbellido es utilizado por barbos para desovar, luego son cosas muy distintas. Y de los humedales, ¡que le voy a decir! La charca del Navazo, con su plástico negro, o las charcas de Los Escoriales, con poblaciones de anfibios entre las mejores del Parque Regional. Y casi todo así.

El objetivo. Se dijo claramente por parte del ayuntamiento, que el objetivo de la encuesta era conocer la percepción del ciudadano sobre la realidad de su pueblo, rechazando nuestra propuesta de hacer una encuesta más adelante para sabér qué pueblo quiere la gente. Pues bien, al final se han mezclado ambos conceptos, en un galimatías completo. Junto a preguntas del tipo ¿cómo valoras la industria? se ponen otras preguntando cuantos habitantes quieres que tenga Colmenarejo dentro de 10 años, o si debe haber o no polígono industrial en su actual ubicación. Esta mezcla de objetivos nos induce a pensar que no existe intención de hacer una consulta en condiciones para dibujar el modelo futuro de pueblo; nos hace temer que al final la Agenda 21 sea una cosa que nos “guisemos” entre unos pocos, de espaldas al ciudadano.

Los resultados. Cuando se publican las conclusiones de esta encuesta, los resultados no nos sorprenden, aunque sí la manera en algunos casos tan evidente de presentar datos erroneos o tergiversados. No merece la pena analizar unos resultados que no pueden ser fiables dado el método empleado. Solo comentaremos dos casos, porque ponen de manifiesto hasta qué punto está mal hecha la encuesta y porque hacen sospechar que ha entrado en funcionamiento “la cocina” a la hora de presentarlos.
Según esta encuesta, el 48% de los ciudadanos de Colmenarejo tienen estudios universitarios. ¡Qué más quisiéramos tener tan elevado nivel de educación! Los últimos datos publicados por el Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid y basados no en encuestas sino en censos, dan la cifra del 18%, lejos del municipio con mayor tasa de universitarios de toda la Comunidad, Boadilla, con un 26%. El 48% es un dato que evidencia no solo lo deficiente de la encuesta sino de su verificación posterior.

Más preocupante es la manipulación de algunas afirmaciones, no sabemos si intencionada o casual. En la pregunta sobre el nivel de responsabilidad de diferentes sectores en la protección del medio ambiente, es el ayuntamiento el que obtiene una clara ventaja respecto a todos los demás como responsable de velar por su conservación. Estos datos, presentados en forma de cuadros estadísticos, mantienen escalas diferentes de manera que la respuesta mayoritaria —ayuntamiento— no lo parezca, y en las conclusiones, incluso se da la vuelta al resultado y se afirma que la encuesta revela que son los ciudadanos los que se consideran como principales responsables en la defensa del medio ambiente.

Centro de interpretación 2001

ALCALDÍA Y CONCEJALÍA DE MEDIO AMBIENTE

Estimados amigos:

Hace unas semanas presentamos un escrito, alarmados por la ausencia de una iniciativa clara y decidida para traer a nuestro pueblo el Centro de Interpretación que, inevitablemente, creará la Comunidad de Madrid para el Parque del Guadarrama.

Se nos comunicó verbalmente que se había realizado una llamada a la Dirección General de Educación, la cual alegó que de momento no había presupuesto, ofreciendo un millón de pesetas para una senda ecológica (asunto que tratamos en un escrito aparte).

El Centro de Interpretación es un “bombón” que cualquier ayuntamiento debería desear para su municipio. En principio no cuesta dinero, atrae gran cantidad de turismo ecológico de calidad y genera varios puestos de trabajo directos y muchos más indirectos. Pero el Centro de Interpretación no se concede a cualquiera. Poco importan las relaciones con la Comunidad o la amistad con unos u otros. Al final, cuando llegue la hora de la verdad y se tenga que decidir en qué municipio se instala el Centro, van a pesar exclusivamente criterios medioambientales, sociales y políticos. Aquellos municipios —lo repetimos una vez más— que hayan mostrado gran interés por el tema, que haya logrado embarcar en el proyecto a todas las fuerzas políticas del municipio, que cuenten con un respaldo social importante a las iniciativas ambientales que se realicen en el municipio… en definitiva, aquellos municipios que sean capaces de convencer a la Comunidad de Madrid, no solo con palabras sino fundamentalmente con hechos, de que el Centro de Interpretación es un objetivo prioritario dentro de la política global del ayuntamiento, ese municipio será el que se lleve el gato al agua. Es algo parecido a la candidatura de una ciudad a celebrar unas olimpiadas.

Hace un año estábamos muy bien colocados antes de darse la salida. Las características de Colmenarejo en relación al parque son un valor importante. Además, los contactos verbales iniciales con las autoridades regionales fueron una estupenda antesala para pasar posteriormente a la acción. Posiblemente, haciendo un simil hípico, en los primeros metros de carrera llevábamos algún cuerpo de ventaja a nuestros inmediatos seguidores.

Ha pasado un año, y la meta está cerca. Actualmente hay varios municipios mucho mejor colocados que nosotros. Se han movido, han presentado proyectos, han celebrado reuniones al más alto nivel para explicarlos, han ilusionado al resto de fuerzas políticas, han insistido. En definitiva, han enviado un mensaje no escrito a la Comunidad: “queremos ese Centro y estamos dispuestos a luchar por él, a dar todas las facilidades a la Comunidad y a hacer una gestión ambiental que no desmerezca en absoluto de lo que dicho equipamiento representa”.

Podéis estar seguros de que si ahora se tomara la decisión de otorgar el Centro a un municipio, Colmenarejo quedaría fuera. En estos momentos, las dos únicas cartas a favor que tenemos son la gran superficie del parque en nuestro pueblo y la existencia de una asociación ecologista que está demostrando el apoyo social al medio ambiente en Colmenarejo. Pero no es suficiente. Si el ayuntamiento no apuesta fuerte y sigue haciendo una política medioambiental que podemos calificar de “tibia” en el mejor de los casos, no hay nada que nacer. Un buen día leeremos en el periódico que se va a construir un Centro de Interpretación en tal o cual pueblo, y nos quedaremos con cara de tontos.

Quedan pocos metros para la meta y hay poco terreno para reaccionar. En nuestra opinión sería necesario, al menos, abordar los siguientes temas:

• Proponer un terreno y presentar un proyecto lo más detallado posible (aunque luego la Comunidad haga otro; es una manera clara de mostrar interés).

• Proponer un plan de iniciativas relacionadas con el medio ambiente que se desarrollarían en el Centro.

• Buscar el apoyo del PP de Colmenarejo a esta iniciativa.

• Buscar el apoyo (que ya lo tenéis) de Proyecto Verde

• Celebrar una entrevista con los máximos responsables del tema en la Comunidad para exponer la iniciativa, a ser posible acompañados por representantes de la oposición y de Proyecto Verde.

• Repetir cada cierto tiempo estas reuniones, con todos los Consejeros implicados (Presidencia, Medio-Ambiente, …)

• Dar publicidad a la prensa de todos los movimientos que se realicen en este sentido, procurando que cada trimestre salga algo relacionado con el tema.

Sólo así tendríamos alguna posibilidad de ganar el terreno perdido.

En un escrito que os presentamos el 25 de marzo de 2000 se decía lo siguiente:


“Vivimos un momento histórico en nuestro pueblo. La legislatura actual va a pasar a la historia, bien sea por haber aprovechado ejemplarmente todas las oportunidades que se nos brindan o bien —y ójala que no sea así— por haberlas dejado escapar.”

 

Hasta la fecha, y ciñéndonos solo al tema medio ambiental, tenemos que decir con tristeza, que no se están abordando los problemas. Se ha permitido un crecimiento desorbitado en el vertedero, crecimiento como no había experimentado en ninguna legislatura anterior, y se ha terminado cerrando “porque no cabía más”. Se ha actuado tibiamente ante la incipiente amenaza de las prácticas delictivas de 4×4 y motocross, amenazas que hoy ya son una realidad consolidada. Y, por citar un último ejemplo, se ha dado una solución provisional al tema de las charcas de “Los Escoriales” que, en la práctica, equivale a su destrucción definitiva.

Al margen de las promesas electorales, sois conscientes de que fue el medio ambiente, y no otro, el factor que inclinó el voto de la balanza a vuestro favor. El mandato fue claro: señores, les hemos elegido para gestionar durante cuatro años el patrimonio de Colmenarejo. Y en ese patrimonio el medio natural es, para nosotros, de vital importancia.

El sentir de nuestros socios —entre los que estáis vosotros— es mayoritario. Dentro de la Junta Directiva, y a pesar de que en ella hay destacados miembros de vuestras ejecutivas, la unanimidad de criterio es total.

Reiteramos una vez más nuestra total disponibilidad a trabajar a vuestro lado y a prestaros la ayuda que necesitéis. Pero la iniciativa y el interés deben ser vuestros. No nos dolerán prendas en aplaudir públicamente vuestros aciertos (como ya hemos hecho en varias ocasiones) pero también os vamos a exigir públicamente que cumpláis con vuestras obligaciones y vuestros compromisos electorales (cosa que hasta el momento no hemos hecho). Y ambos programas —el de APIC y el del PSOE— estan cuajados de referencias a este asunto. Nos viene una a la cabeza: “Todas nuestras actuaciones estarán regidas por el máximo respeto al medio ambiente”.

Recibid un cariñoso saludo,

Junta Directiva de Proyecto Verde

Centro de interpretación 2000

EXCMO. AYUNTAMIENTO DE COLMENAREJO

ALCALDIA Y CONCEJALIA DE MEDIO AMBIENTE

El pasado día 28 de noviembre, en el transcurso de una reunión mantenida con D. José Luis García Martín, Director en funciones del Parque del Curso Medio del Guadarrama, se nos informó que no se había recibido en la Consejería de Medio Ambiente solicitud alguna ni proyecto para realizar un Centro de Interpretación Ambiental en nuestro municipio.

Nuestra extrañeza fue tal que preguntamos al Director si estaba seguro de ese extremo, a lo que contestó que se habían recibido dos proyectos de dos municipios de la zona, entre los que no figuraba Colmenarejo.

Si esto es así —y no tenemos motivo para dudar del Director del Parque— significa que hemos perdido toda la ventaja que se obtuvo durante la visita de Ruiz Gallardón a nuestro pueblo, y en la que se solicitó atención preferente al medio ambiente de Colmenarejo por parte de nuestra Alcaldesa, a lo que el Presidente Regional reaccionó de forma muy positiva. Pero de las palabras hay que pasar a los hechos.

Hemos reiterado en numerosas ocasiones lo importante que sería poder disponer de un Centro de este tipo, por cuanto atraería la atención de toda la comarca y crearía varios puestos de trabajo directos y una fuente de subvenciones. Pero este Centro no nos va a caer por nuestra cara bonita (y perdónesenos la expresión castiza). Los otros ayuntamientos también cuentan y trabajan y son tan dignos merecedores o más que nosotros.

Una de las razones que podría inclinar en su momento la balanza a nuestro favor es la existencia de una ciudadanía extraordinariamente participativa en temas de medio ambiente, canalizada a través de nuestra asociación. Se nos está siguiendo bastante de cerca, y nos estamos significando de manera muy notable en el conjunto del movimiento ecologista de la Comunidad. Llegado el caso y en situación de empate, Proyecto Verde sería una garantía para la Comunidad de Madrid de disponer de cobertura social suficiente para el proyecto de un Centro de Interpretación.

Debemos presentar un proyecto a la Consejería lo antes posible, y debemos hacerlo mejor que los demás, para al menos compensar esos cuerpos de ventaja que nos llevan. Proyecto Verde se ofrece a colaborar en lo que sea menester, como lo ha hecho hasta ahora. Tampoco nos importa que no se cuente con nosotros siempre que se haga y se haga bien. No estamos en esto (ni unos ni otros) para colgarnos medallas, sino para hacer algo por el medio ambiente y por la gente. Y no creemos que esa gente supiera entender que se perdiera por desinterés una oportunidad única como esta.

Junta Directiva de Proyecto Verde

PD/ Rogamos contestación. Gracias

Sugerencias y Alegaciones al Plan Especial de Saneamiento y Depuración del Municipio de Colmenarejo

Sugerencias y Alegaciones al

Plan Especial de Saneamiento y Depuración

del Municipio de Colmenarejo

At. D. José Luis García Martín

Dirección General del Medio Natural

Consejería de Medio Ambiente

Comunidad de Madrid

Colmenarejo, 28 de noviembre de 2000

EDAR P-3. COLMENAREJO

El emplazamiento previsto para la EDAR P-3 plantea algún problema. Está a tan solo 150 metros de zona urbana, y afecta ligeramente a una fresneda de alto interés ecológico. Además, es necesario detener de inmediato el crecimiento del vertedero ilegal aledaño puesto que en la actualidad linda practicamente con la depuradora, lo que obligará a una obra de consolidación de los vertidos que amenazan a la futura construcción y, probablemente, retirar gran cantidad de escombros que se vierten en la actualidad. El emisario previsto no plantea problemas y los accesos tampoco siempre que se hagan a través del camino que en la actualidad conduce el vertedero.

Un emplazamiento al norte del vertedero tendría mucho menor impacto, ya que tanto la EDAR como el emisario afectarían a terrenos deforestados y con menor desnivel. Habría que solucionar el vertido de la Urbanización Los Escoriales, cuyo emisario desagua en la actualidad junto al vértice inferior de la EDAR prevista.

EDAR P-2. COLMENAREJO

Las canalizaciones, emisarios y accesos previstos para la EDAR P-2 pondrían en gravísimo riesgo a una de las mejores fresnedas que quedan en Colmenarejo, existiendo dos variantes sencillas y con menor impacto. La primera, consistiría en desviar emisario, accesos y canalizaciones hacia la zona urbana, situada al noroeste de la foto. La segunda, hacerlo a través del término municipal de Galapagar, a la derecha del arroyo.

Se da la paradoja de que enfrente del emplazamiento previsto, ya en el termino de Galapagar, existe una zona muy degradada (marcada en el plano) que sería un lugar ideal para emplazar esta depuradora. Pero la paradoja se da porque esta zona, de escaso interés ecológico, está incluída en el Parque del Guadarrama, mientras que el otro lado del arroyo, ya en Colmenarejo, con fresnedas de gran interés, ha quedado fuera de esta figura de protección. Una manera de subsanar en parte esta pequeña deficiencia en la zonificación del Parque, sería preservar esta fresneda, instalando la depuradora en la zona propuesta por nosotros. Creemos que la Ley del Parque permite instalaciones de este tipo.

Carta de un grupo de herpetólogos a la alcaldesa acerca de las charcas

Colmenarejo, 18 de septiembre de 2000

A la atención de la Sra. Alcaldesa

y al Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Colmenarejo

Hace pocos días, la prensa ha publicado la importancia de la laguna de Peñalara en atención a la fauna de anfibios, declarando la zona un área protegida, de especial interés para la vida estos animales. En esta laguna viven diez especies de anfibios.

Cerca de la Universidad de Colmenarejo, en unas charcas estacionales objeto de un informe presentado antes de verano a la Sra. Alcaldesa y el Sr. Concejal de Medio Ambiente, existen al menos seis especies de anfibios, además de dos de reptiles asociados al medio acuático, todos ellos protegidos por la ley.

Estas charcas estacionales mantienen agua generalmente hasta finales de Julio, momento éste en el que quedan secas, refugiándose los animales bajo piedras y vegetación esperando la llegada del otoño, momento en el que, por diversos factores, el agua vuelve a cubrir parte de las charcas.

En observaciones realizadas por miembros del grupo Proyecto Verde se constató la presencia de sapo común, sapo de espuelas, sapo corredor, gallipato, rana común y tritón jaspeado, así como de culebra de agua y culebra de collar.

En una limpieza de basura realizada por Proyecto Verde en las charcas, se sacaron colchones, electrodomésticos, ruedas… , a pesar de lo cual, bajo unas maderas, que por supuesto no se retiraron y donde quedaba algo de humedad, encontramos cerca una treintena de jóvenes tritones jaspeados.

No obstante, y dado que a pesar de haber biólogos en el grupo Proyecto Verde, éstos no son especialistas en anfibios y reptiles, Proyecto Verde consultó a la Dra. Ana G. Moreno, profesora de la Universidad Complutense de Madrid y especialista en anfibios y reptiles tropicales, a Iñigo Martínez-Solano, biólogo del Museo de Ciencias Naturales (C.S.I.C.) y al que hace pocos días hemos visto en televisión hablándonos de la importancia de Peñalara como enclave para estos animales, y a la Dra. Gema Morales, bióloga especialista en anfibios y reptiles de la Península Ibérica, y al Dr. Alberto Fernández Lop, autor de una tésis doctoral sobre charcas estacionales. Todos han coincidido en la importancia de la zona para anfibios y reptiles y la necesidad de preservar de algún modo su flora y fauna.

Por tanto, ponemos en conocimiento de este Ayuntamiento la importancia de estas lagunas estacionales, para que se tomen las medidas oportunas de protección con el fin de evitar su deterioro y rogando encarecidamente que no se realice ningún tipo de actuación, obra, movimiento de tierras, tránsito de vehículos, en un radio de cincuenta metros a la redonda, sin haber consensuado medidas eficaces de protección con cualquiera de los expertos citados, directamente o a través de Proyecto Verde. Por la presencia de la fauna citada, científicamente probada, dichas charcas se encuentran protegidas por varias leyes estatales y autonómicas y por directivas europeas.

Un cordial saludo,

Ana G. Moreno

Dra. en Biología profesora de la UCM

Iñigo Martínez-Solano

Biólogo, especialista en Anfibios del CSIC

Gema Morales

Bióloga, especialista en Anfibios y Reptiles.

Alberto Fernández Lop

Dr. en Biología, jefe del Área de Medio Ambiente de Adena-WWF

Elvira González Sánchez

Dra. en Biología, miembro de Proyecto Verde

Roberto Pérez Moro

Biólogo, miembro de Proyecto Verde

Desbroce del Aulencia

De Carlos González-Amezúa Heredero

A Mª Isabel Peces-Barba Martínez

Colmenarejo, 4 de abril de 2000

Estimada Alcaldesa:

En una salida rutinaria que realizamos algunos miembros de Proyecto Verde —entre los que se encontraban 2 biólogos del grupo— aguas abajo del río Aulencia, desde la presa vieja hasta la confluencia de los términos municipales de Colmenarejo con Villanueva del Pardillo y Valdemorillo, pudimos observar las actuaciones de desbroce y limpieza de riberas que está llevando a cabo la Consejería de Medio Ambiente, según reza un cartel anunciador a escasos metros del molino viejo.

Tanto yo como mis compañeros quedamos profundamente desolados ante una actuación que está destruyendo sistemáticamente una vegetación de ribera de gran valor ecológico.

La actuación de las cuadrillas se centra en el desbroce sistemático y no selectivo de cualquier tipo de vegetación, dejando sólo en pie —aunque con profundas y radicales podas— los árboles de mayor porte. Son los únicos que se libran de la “quema”. El resto, no importa que sean retoños de encina, arce de Montpellier, rusco, sauce, álamo, zarzamora, carrizo… han desaparecido.

El río Aulencia, visitados por nosotros hace tres meses, resultaba entonces casi inaccesible; ahora serpentea por una llanura, desprovisto de toda vegetación, huérfano de la protección que da la cubierta vegetal, y muestra en toda su crudeza una densa mancha negra a lo largo de toda su ribera, mancha originada por los vertidos de Colmenarejo y los lodos que periódicamente “suelta” la potabilizadora del Canal de Isabel II.

La actuación de “limpieza” es enormemente dañina por muchos motivos, alguno de los cuales te expongo a continuación:

 

1 Se está ocasionando un daño irreparable a infinidad de especies —sobre todo aves, anfibios y reptiles— que, aprovechando el refugio de la densa vegetación existente, están en época de cría. Ninguna de ellas puede sobrevivir a esta actuación.

2 Al eliminar indiscriminadamente toda la vegetación, se está privando al río de un proceso de depuración natural por el efecto “criba”, aumentando los niveles de contaminación y pudiendo acabar con una incipiente fauna piscícola de aguas abajo.

3 Las plantas que fijaban la ribera han desaparecido. Ahora, las tierras, formaciones detríticas del terciario y cuaternario, se ven sometidas a una intensa erosión que incluso puede provocar desprendimientos y arrastre de tierras.

4 La desaparición de las formaciones de zarza y rusco, así como todas las herbáceas (fruto del tránsito de personas y por quedar cubiertas por serrín, ramas secas y demás), va a privar a muchos animales de un alimento tierno y de calidad (conejos y jabalíes) y, lo que es más grave; cuando lleguen los fríos, multitud de aves y mamíferos habrán perdido la importantísima despensa que representaban moras y otras bayas.

5 Aguas arriba, a pocos metros de donde han llegado las cuadrillas, anida una especie emblemática, presente en Colmenarejo y a la que debemos proteger como a oro en paño. Me refiero al “Gran Duque”, al escaso e impresionante búho real, la mayor de nuestra rapaces nocturnas; un ave de 1,80 metros de envergadura que ahora se encuentra en plena época de cría y que no va a soportar tal destrucción de su hábitat.

6 Esta destrucción de las riberas deja el camino del río expedito. Ahora, en oleadas, podrán acceder a él los coches, motos, niños y mayores. Podrán bañarse en sus aguas contaminadas, destruir lo que quede y convertir una de las joyas del Parque de la Cuenda Media del Guadarrama en otro soto de ribera arrasado, de los que tenemos en abundancia en nuestra comunidad.

 

Nuestros socios de Ecologistas en Acción han puesto a nuestra disposición su infraestructura para realizar una denuncia mediática en toda regla. Pero tú me conoces, y sabes que tengo la teoría de que, en la mayoría de los casos, los atentados ecológicos son fruto más del desconocimiento que de una clara intencionalidad. Estoy seguro de que si técnicos de Medio Ambiente, expertos en medio natural y vida animal, vieran la labor de los forestales, harían las gestiones necesarias para paralizar y suspender de inmediato estas labores de “limpieza”.

He intentado durante toda la mañana hablar con alguna persona responsable en la Consejería, pero los naturales “filtros” han impedido entablar contacto con alguien verdaderamente “resolutivo” en este tema.

Estamos absolutamente convencidos de poder detener estas labores siempre que demos con la persona adecuada. Por ese motivo, apelo a tí, como Alcaldesa del municipio en el que se están realizando estos trabajos y como parte interesada, dada tu sensibilidad en estos temas.

Te estaría enormemente agradecido —y conmigo, toda la asociación y todas aquellas personas con amor y respeto hacia el medio natural de nuestro pueblo— si intentases ponernos en contacto, lo antes posible, con quien pueda ayudarnos. El tiempo corre en contra nuestra y si esperamos solo unos días ya puede ser demasiado tarde.

Incluso, si tu lo estimas pertinente, puedes remitir este fax a algunos de tus buenos contactos en la Consejería.

Se da la paradoja, de que en la Propuesta de Instrumentación Normativa del PORN del Guadarrama, se marcan como directrices “conservar y desarrollar los sotos y riberas, fomentando la implantación de especies propias de estos ecosistemas“, y más adelante en el apartado Prohibiciones y Limitaciones: ” Se prohíben las actuaciones que impliquen la destrucción o degradación de las formaciones vegetales“. En esta misma línea existen varias leyes de la propia Comunidad de Madrid, que catalogan esta actuación como delictiva (Ley 16/1995, Ley 2/1991, etc.).

No olvidemos, para finalizar, que estamos hablando de un espacio que goza de la máxima protección en el PORN de la cuenca media del Guadarrama.

Esperando ansiosamente tus noticias, te envío un fuerte abrazo,

Carlos González-Amezúa Heredero

Presidente de Proyecto Verde de Colmenarejo