Centro de interpretación 2001

ALCALDÍA Y CONCEJALÍA DE MEDIO AMBIENTE

Estimados amigos:

Hace unas semanas presentamos un escrito, alarmados por la ausencia de una iniciativa clara y decidida para traer a nuestro pueblo el Centro de Interpretación que, inevitablemente, creará la Comunidad de Madrid para el Parque del Guadarrama.

Se nos comunicó verbalmente que se había realizado una llamada a la Dirección General de Educación, la cual alegó que de momento no había presupuesto, ofreciendo un millón de pesetas para una senda ecológica (asunto que tratamos en un escrito aparte).

El Centro de Interpretación es un “bombón” que cualquier ayuntamiento debería desear para su municipio. En principio no cuesta dinero, atrae gran cantidad de turismo ecológico de calidad y genera varios puestos de trabajo directos y muchos más indirectos. Pero el Centro de Interpretación no se concede a cualquiera. Poco importan las relaciones con la Comunidad o la amistad con unos u otros. Al final, cuando llegue la hora de la verdad y se tenga que decidir en qué municipio se instala el Centro, van a pesar exclusivamente criterios medioambientales, sociales y políticos. Aquellos municipios —lo repetimos una vez más— que hayan mostrado gran interés por el tema, que haya logrado embarcar en el proyecto a todas las fuerzas políticas del municipio, que cuenten con un respaldo social importante a las iniciativas ambientales que se realicen en el municipio… en definitiva, aquellos municipios que sean capaces de convencer a la Comunidad de Madrid, no solo con palabras sino fundamentalmente con hechos, de que el Centro de Interpretación es un objetivo prioritario dentro de la política global del ayuntamiento, ese municipio será el que se lleve el gato al agua. Es algo parecido a la candidatura de una ciudad a celebrar unas olimpiadas.

Hace un año estábamos muy bien colocados antes de darse la salida. Las características de Colmenarejo en relación al parque son un valor importante. Además, los contactos verbales iniciales con las autoridades regionales fueron una estupenda antesala para pasar posteriormente a la acción. Posiblemente, haciendo un simil hípico, en los primeros metros de carrera llevábamos algún cuerpo de ventaja a nuestros inmediatos seguidores.

Ha pasado un año, y la meta está cerca. Actualmente hay varios municipios mucho mejor colocados que nosotros. Se han movido, han presentado proyectos, han celebrado reuniones al más alto nivel para explicarlos, han ilusionado al resto de fuerzas políticas, han insistido. En definitiva, han enviado un mensaje no escrito a la Comunidad: “queremos ese Centro y estamos dispuestos a luchar por él, a dar todas las facilidades a la Comunidad y a hacer una gestión ambiental que no desmerezca en absoluto de lo que dicho equipamiento representa”.

Podéis estar seguros de que si ahora se tomara la decisión de otorgar el Centro a un municipio, Colmenarejo quedaría fuera. En estos momentos, las dos únicas cartas a favor que tenemos son la gran superficie del parque en nuestro pueblo y la existencia de una asociación ecologista que está demostrando el apoyo social al medio ambiente en Colmenarejo. Pero no es suficiente. Si el ayuntamiento no apuesta fuerte y sigue haciendo una política medioambiental que podemos calificar de “tibia” en el mejor de los casos, no hay nada que nacer. Un buen día leeremos en el periódico que se va a construir un Centro de Interpretación en tal o cual pueblo, y nos quedaremos con cara de tontos.

Quedan pocos metros para la meta y hay poco terreno para reaccionar. En nuestra opinión sería necesario, al menos, abordar los siguientes temas:

• Proponer un terreno y presentar un proyecto lo más detallado posible (aunque luego la Comunidad haga otro; es una manera clara de mostrar interés).

• Proponer un plan de iniciativas relacionadas con el medio ambiente que se desarrollarían en el Centro.

• Buscar el apoyo del PP de Colmenarejo a esta iniciativa.

• Buscar el apoyo (que ya lo tenéis) de Proyecto Verde

• Celebrar una entrevista con los máximos responsables del tema en la Comunidad para exponer la iniciativa, a ser posible acompañados por representantes de la oposición y de Proyecto Verde.

• Repetir cada cierto tiempo estas reuniones, con todos los Consejeros implicados (Presidencia, Medio-Ambiente, …)

• Dar publicidad a la prensa de todos los movimientos que se realicen en este sentido, procurando que cada trimestre salga algo relacionado con el tema.

Sólo así tendríamos alguna posibilidad de ganar el terreno perdido.

En un escrito que os presentamos el 25 de marzo de 2000 se decía lo siguiente:


“Vivimos un momento histórico en nuestro pueblo. La legislatura actual va a pasar a la historia, bien sea por haber aprovechado ejemplarmente todas las oportunidades que se nos brindan o bien —y ójala que no sea así— por haberlas dejado escapar.”

 

Hasta la fecha, y ciñéndonos solo al tema medio ambiental, tenemos que decir con tristeza, que no se están abordando los problemas. Se ha permitido un crecimiento desorbitado en el vertedero, crecimiento como no había experimentado en ninguna legislatura anterior, y se ha terminado cerrando “porque no cabía más”. Se ha actuado tibiamente ante la incipiente amenaza de las prácticas delictivas de 4×4 y motocross, amenazas que hoy ya son una realidad consolidada. Y, por citar un último ejemplo, se ha dado una solución provisional al tema de las charcas de “Los Escoriales” que, en la práctica, equivale a su destrucción definitiva.

Al margen de las promesas electorales, sois conscientes de que fue el medio ambiente, y no otro, el factor que inclinó el voto de la balanza a vuestro favor. El mandato fue claro: señores, les hemos elegido para gestionar durante cuatro años el patrimonio de Colmenarejo. Y en ese patrimonio el medio natural es, para nosotros, de vital importancia.

El sentir de nuestros socios —entre los que estáis vosotros— es mayoritario. Dentro de la Junta Directiva, y a pesar de que en ella hay destacados miembros de vuestras ejecutivas, la unanimidad de criterio es total.

Reiteramos una vez más nuestra total disponibilidad a trabajar a vuestro lado y a prestaros la ayuda que necesitéis. Pero la iniciativa y el interés deben ser vuestros. No nos dolerán prendas en aplaudir públicamente vuestros aciertos (como ya hemos hecho en varias ocasiones) pero también os vamos a exigir públicamente que cumpláis con vuestras obligaciones y vuestros compromisos electorales (cosa que hasta el momento no hemos hecho). Y ambos programas —el de APIC y el del PSOE— estan cuajados de referencias a este asunto. Nos viene una a la cabeza: “Todas nuestras actuaciones estarán regidas por el máximo respeto al medio ambiente”.

Recibid un cariñoso saludo,

Junta Directiva de Proyecto Verde

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *