El Faro del Guadarrama: Denuncian la invasión de una vía pecuaria

Las obras de urbanización de varias parcelas municipales, junto al arroyo Peraleda, vuelven a estar en el centro de la polémica, esta vez por una presunta infracción de la Ley de Vías Pecuarias. Tal y como han denunciado algunos vecinos del entorno de Prausteros, el camino de Peralejo ha sido cortado y arrasado por la construcción de una calle, con doble perfil de bordillos cortando su paso. Como se aprecia en la fotografía, el camino protegido ha sido prácticamente inutilizado para todos aquellos que deseen ejercer su derecho de tránsito por esta vía, que accede al Camino del Rey y al pantano de Valmayor desde el entorno de Los Álamos.

Ante esta invasión, el grupo conservacionista Proyecto Verde ha presentado la correspondiente denuncia en Vías Pecuarias, indicando que las supuestas infracciones están tipificadas como muy graves.

Lo más significativo de esta situación es que las obras se efectúan en parcelas municipales que el Ayuntamiento anunció como de protección pública para que los adjudicatarios construyan su propia casa.

A juicio de Proyecto Verde, esto incrementa la responsabilidad del Ejecutivo sobre la supervisión de cualquier actuación en su término. Cabe destacar, como ya publicó en su momento El Faro del Guadarrama, que estas obras fueron denunciadas la primavera pasada, cuando empezó el movimiento de tierras, por la afección que estaban ocasionando al arroyo de la Peraleda. Tal y como ha denunciado ante la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) el citado grupo conservacionista, el arroyo ha sido modificado con maquinaria pesada. La misma denuncia recoge también el daño que estos trabajos de urbanización han provocado en su bosque de galería que, como su toponimia indica, albergaba perales silvestres. Incluso el valor de este humedal se medía por las diferentes especies animales que acogía hasta el pasado invierno en que comenzaron las obras. Los vecinos del entorno recuerdan que era frecuente la llegada de cigüeñas para cazar, ante la presencia de numerosos anfibios en sus alrededores. En la denuncia ante la Confederación Hidrográfica del Tajo, Proyecto Verde destaca los daños provocados sobre el terreno y el citado bosque de galería, “en la orilla este del arroyo, que era un refugio y corredor de fauna de gran interés por su proximidad al Parque Regional del Río Guadarrama”. Se ha realizado uno nuevo cauce artificial, perfectamente apreciable por su geometría.Y se han realizado obras en zona de policía, a lo largo de unos 300 metros de cauce. “Estas actuaciones ya fueron denunciadas por Proyecto Verde de Colmenarejo en la pasada primavera ante un agente de la CHT”, les recuerdan sus responsables, “pero la situación lejos de remitir o mejorar, ha empeorado notablemente, por lo que solicitamos se abra un expediente sancionador contra los responsables”, explican desde este grupo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *