El Universo: La CHT estudia sancionar al Canal por los vertidos al Aulencia

Las potabilizadoras de Valmayor y Santillana, dependientes del Canal de Isabel II, han sido el motivo del expediente sancionador abierto por el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

El motivo, como han comunicado los ecologistas de Proyecto Verde-Ecologistas en Acción (Colmenarejo), que presentaron la denuncia en el Ministerio, hay que buscarlo en “los vertidos de lodos al dominio público hidráulico, procedentes del lavado de filtros y purga de decantadores.
Lodos que contienen concentraciones muy superiores a las permitidas de metales peligrosos, como mercurio, plomo, níquel, cobre, manganeso”.
Estos vertidos de sustancias tóxicas también han colmatado, además de la presa del Aulencia, la de El Pardo, “provocando la desaparición de la fauna en muchos kilómetros aguas abajo en los ríos afectados”.
Actualmente, la presa del Aulencia se encuentra saturada hasta 20 centímetros de su superficie, por lo que, incluso, han aparecido isletas en el centro del embalse.
El proceso de potabilización del agua del embalse de Valmayor, que se consume en Madrid, necesita una serie de tratamientos físicos y químicos para ser apta al consumo humano. Los procedimientos de potabilización se realizan con sustancias tóxicas, peligrosas para la vida de los ríos. Por ello, los residuos se decantan en unas balsas, que posteriormente se retiran para ser tratados en estaciones especializadas. Sin embargo, si estas balsas no se utilizan o son insuficientes en capacidad, se produce el riesgo de que los lodos terminen en el río, afectando a todos los niveles de vida animal y vegetal.
Habitat de especies protegidas
Como denunciaban los ecologistas en su escrito a Medio Ambiente, “la presa del Aulencia ha sido hasta hace 20 años, uno de los lugares de vida silvestre más importantes de Madrid. Las gentes del lugar y las citas científicas cuentan que era un embalse de invernada de numerosas aves acuáticas y en el que anidaban cigüeñas negras, especie en vías de extinción. En sus aguas era fácil ver nutrias y la riqueza en especies de fauna piscícola autóctona era extraordinaria. Actualmente es el humedal más contaminado de la Comunidad de Madrid y la vida ha desaparecido”.
Desde el Canal de YII
Fuentes del Canal de Isabel II desconocían a mediodía de ayer la tramitación de este expediente sancionador. Sin embargo, y ante la extrañeza de este organismo vinculado a la Comunidad, se aseguraba que la estación potabilizadora de Valmayor cuenta con una decantación de lodos desde hace años. Por ello, el Canal asegura que hace ya tiempo que no se están realizando este tipo de vertidos a la presa del Aulencia.
Los grupos científicos y ecologistas, por su parte, insisten en la urgencia de un plan de limpieza de ambos embalses. Se trata de una tarea costosa que deberá ser abordada por el Canal y la Confederación Hidrográfica. En este apartado, los denunciantes no eximen de su responsabilidad a los ayuntamientos afectados de Colmenarejo y Valdemorillo que, aseguran, “hasta la fecha han guardado un silencio cómplice y deberán tomar medidas e incluso denunciar ante los juzgados, la destrucción del patrimonio de todos sus ciudadanos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *