El Universo: Los cotos, objeto de la reunión de la Agenda 21

El tema de la caza, siempre polémico donde haya colectivos con sensibilidad medioambiental, despertó las diferencias de criterio que existen entre diversos sectores de Colmenarejo.
Recientemente se han celebrado las reuniones de la Agenda Local 21 referentes al medio ambiente, en las que se debatía sobre los cotos de caza de la localidad que se encuentran situados en terrenos municipales.Aprobadas dos propuestas
Los ecologistas que tienen representación en estos foros presentaron tres propuestas para que fueran votadas por los representantes de todos los colectivos con presencia en este nuevo foro de participación ciudadana que, al margen de sus diferencias sobre el modo de entender el desarrollo sostenible, está dando un ejemplo de participación ciudadana al resto de municipios del entorno cercano que ya han aprobado la Agenda local 21 pero no hacen nada por impulsarla.

La primera de estas propuestas era que se estudiasen los cotos que no cumplieran escrupulosamente con las medidas y ubicaciones legales para, con el objetivo de que de no cumplir con los requisitos, dejasen de estar catalogados como cotos de caza municipales. Esta medida fue apoyada por la mayoría, por lo que se prevé que se ponga en marcha su estudio y control desde el Ayuntamiento.

La otra propuesta hacía alusión a una vieja denuncia sobre el establecimiento de cotos mediante la unión de diferentes parcelas para reunir las medidas necesarias en cada caso, según se trate de cotos de caza mayor o menor. La demanda, que fue también aprobada, exige que las fincas de un mismo coto estén unidas entre sí y no dispersas por el término, como se denunciaba que ocurría hasta ahora.

Por último, el mismo colectivo ambientalista propuso que los escasos terrenos verdes que aún siguen siendo de propiedad municipal, dejen de utilizarse como cotos de caza para pasar a desempeñar una función de mayor utilidad pública, como el esparcimiento de los vecinos. Esta petición se basa en el hecho de que es mucho mayor el número de vecinos que puede disfrutar de estas zonas verdes, que el número de cazadores. En el momento de la votación de este punto apareció un gran número de aficionados a la caza que votó en contra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *