La plataforma “Cambia toros por libros” presenta 934 firmas para convocar el referéndum en Colmenarejo

Proyecto Verde de Colmenarejo – Ecologistas en Acción y Foro Vecinal


La presentación de las firmas

Tal como habíamos anunciado las asociaciones convocantes, han sido presentadas en el Ayuntamiento las 934 firmas de ciudadanos que piden al consistorio la celebración de un referéndum. El objetivo es destinar el dinero que ahora se gasta en festejos taurinos a financiar los libros escolares.

Estas firmas suponen el 20% del censo electoral (un 33% más de lo exigido por la ley) y se da la circunstancia de que su número es superior a los votos de cualquiera de los partidos que se han presentado a las pasadas elecciones locales.
En el escrito de presentación, los promotores de la idea se atienen al espíritu y la letra del Reglamento de Participación Ciudadana, que en su Preámbulo declara:

“Cada cuatro años los vecinos de un municipio eligen libremente el modelo de pueblo en el que desean vivir y a los gestores que lo hagan realidad. Sin embargo ese acto, sin otras posibilidades de participación, puede convertirse en algo insuficiente y frustrante de la voluntad ciudadana para amplios sectores de la población. Es por eso que el Ayuntamiento de Colmenarejo, consciente de la necesidad e importancia de la participación de los vecinos en la gestión municipal, quiere facilitarla con la aprobación de este Reglamento, ampliando los derechos y concretando las formas de participación”.

Animados por esa voluntad política que tiene el Ayuntamiento de Colmenarejo de respaldar y ampliar, si cabe, los derechos ciudadanos, como el de participación, recogidos en nuestra Constitución y reflejados en otras leyes y disposiciones de carácter estatal y autonómico, las asociaciones que representamos decidieron poner en marcha esta iniciativa. Durante la recogida se obtuvo la adhesión de varios candidatos a la alcaldía.

Proyecto Verde y Foro Vecinal (que en la recogida de firmas han contado con la colaboración entusiasta de numerosos vecinos) se han ofrecido al Consistorio para ayudar en la validación de las firmas, proceso que supone contrastar nombres y DNI -que no siempre son fácilmente legibles- aliviando así de trabajo a los empleados municipales.

Hay que resaltar que en un municipio tan participativo como este jamás se había logrado un apoyo popular tan amplio a una iniciativa, que podía haber sido aún mayor de no haberse fijado los promotores el límite del 20% del censo.

Tras la verificación de las firmas corresponde al Ayuntamiento realizar de oficio los trámites necesarios para la celebración de la consulta popular en el plazo máximo de tres meses desde su presentación, trámite que no dudamos realizará el Ayuntamiento corroborando así su voluntad de fomentar la participación ciudadana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *