Primera cita de sapo partero desde 1989

Localizado por Gonzalo Núñez-Lagos Laborda en Los Ranchos (Galapagar)

La última cita en Galapagar y Colmenarejo es de García-París (uno de los grandes de la herpetología española) en 1989. Los estudios llevados a cabo por este herpetólogo e Íñigo Martínez-Solano en 2001, en los que Proyecto Verde colaboró modestamente, no lograron citas de esta especie.

Reproducimos parte del correo recibido de Gonzalo por su interés:

“Ayer domingo, 29 de octubre de 2006, procedí, como hago semanalmente, a visitar la piscina del club social de mi Urbanización “Los Ranchos” de Galapagar. Lo hago para sacar los bichejos que han caído, antes de que se ahoguen o mueran.

Al ir mirando, y junto a un gallipato y dos Rana perezii, observe un pequeño sapo flotando que, pensé cuando me iba acercando, sería un juvenil de espuelas. Cual fue mi sorpresa, al cogerlo, que se trataba de un sapo partero ibérico (Alytes Cisternasii), primera vez que lo veo en mis casi 30 años en Los Ranchos.

Estaba prácticamente ahogado y no se movía, pero por la experiencia de años, sabía que estaba vivo y con sacarlo y dejarle respirar, el iría excretando toda el agua que había tragado.

Estoy casi seguro que no existe ninguna cita reciente de Alytes ni en Colmenarejo ni, especialmente, en Galapagar ya que, si no me equivoco; en el Atlas de anfibios y reptiles, ni Juan Aceituno, ni Íñigo Martínez-Solano lo han localizado. Tampoco aparecen citas recientes en el Inventario preliminar del Parque del año 2001 (Íñigo Martínez-Solano y Mario García-París) ya que las únicas citas que existen son de García-París et al en 1989 (me refiero a Colmenarejo y Galapagar, no a Valdemorillo).”

Para nosotros, la importancia también radica en que se ha localizado a escasos metros del término de Colmenarejo.

En los inviernos de 2001 y 2002 fue escuchado por miembros de nuestra asociación en zonas del centro del municipio, pero sin ser visto. Su canto es un silbido característico ligeramente parecido al del autillo aunque mucho más errático. Sería muy interesante hacer alguna salida en días nublados o lluviosos para intentar localizarlo. Este tipo de citas son muy importantes porque suponen argumentos científicos de primer orden para intervenir en el ordenamiento urbanístico de ciertas zonas. Igualmente su hallazgo aumenta la importancia de todas las charcas de la zona, especialmente la muy amenazada y valiosa de Los Escoriales.

El sapo partero recibe su nombre de la costumbre del macho de acarrear los huevos de la hembra tras la puesta. Vive en cursos temporales de agua en zonas de encina y alcornoque, principalmente en el oeste y suroeste de la península. En Madrid está en peligro de extinción debido a la grave alteración de sus hábitats y la contaminación de las aguas. La zona en la que ha sido oído en Colmenarejo coincide con un pozo de agua muy limpia que rebosa buena parte del año formando un arroyo; un hábitat ideal para el partero.


Pulsa aquí para ampliar la imagen


Pulsa aquí para ampliar la imagen


Pulsa aquí para ampliar la imagen


Pulsa aquí para ampliar la imagen


Pulsa aquí para ampliar la imagen

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *