Salvar autillos

En la primavera de 2001, un pollito de autillo, llamó a la puerta de nuestro compañero José Ignacio. Temiendo por la vida de tan indefenso animalillo, lo cogió y nos avisó.

El autillo es la rapaz más pequeña que podemos escuchar (porque verla es dificilísimo) en nuestro municipio. Pasa el invierno en el sur y viene a criar a España. En nuestro municipio se pueden escuchar varias parejas, con su silbido corto y espaciado, que llena las noches del verano de un sonido misterioso.

Los que tuvimos la suerte de conocer al autillo nos quedamos prendados de él, por su docilidad, simpatía y aspecto cómico. Al día siguiente lo llevamos a GREFA (Grupo para la Recuperación de la Fauna Autóctona). Y allí, en compañía de otros cuatro pollos de autillo, creció y fortaleció su musculatura, mimado en todo momento por la docta sapiencia de Fernando y su gente.

A finales de agosto, reunimos un pequeño grupo de socios que no estaban de vacaciones y nos fuimos todos a las laderas del cañón del Aulencia (Colmenarejo) a soltar a nuestro autillo y sus amigos.

Y ahí podemos ver a Rosa, lanzando el autillo al aire, y cómo éste despliega sus alas y emprende el vuelo, bajo la atenta mirada de Fernando, que desde ese momento es conocido con el sobrenombre de “El Señor de los Autillos”.

El autillo, junto con el mochuelo y el cárabo, pertenece a la familia de los buhos.El nombre científico del autillo común o corneja es otus scops. Es una especie fuertemente migratoria que se reproduce en el sur de Europa, incluida la península Ibérica y, al este, hasta el lago Baikal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.