Archivo de la categoría: Actividades

Noche de anfibios 2003

El sábado 8 de Marzo la asociación Proyecto Verde de Colmenarejo celebró una actividad sobre los anfibios en nuestro pueblo a la que asistieron unas 50 personas. Comenzó a las 20 horas con una charla a cargo de Carlos González-Amezúa en la residencia de estudiantes Antonio Machado, seguida de un pequeño aperitivo en la cafetería. A continuación visitamos las charcas de los Escoriales donde pudimos ver sapos y gallipatos en su propio medio.

El Seis de Diciembre en las charcas

Tocando ya el final del curso 2001-2002, Pascale nos propuso hacer una salida con los niños del colegio “Seis de diciembre” para que conocieran el hábitat de nuestros sapos y ranas, y pudiéramos explicarles algo sobre la vida de estos fascinantes animales. La idea surgió porque unas semanas antes, Elvira y Roberto habían organizado una magnífica actividad sobre anfibios, esta vez con los niños de “Las Veredas”.

Fuimos, cómo no, a las charcas de Los Escoriales, y allí nos juntamos un montón de padres y niños. Los días previos, mientras preparábamos la actividad, confirmamos que iba a ser muy difícil que los chavales pudieran ver otra cosa que no fueran ranas, ya que la primavera estaba muy avanzada y la época de mayor actividad de estos animales es el final del invierno y principio de la primavera. Además el “horario diurno” solo le gusta a la rana. De manera que preparamos un pequeño dossier con una lámina a color de las principales especies que podemos encontrar en Colmenarejo.

Charla sobre reciclaje a los residentes de la Antonio Machado

En el 2000 propusimos al director de la residencia de estudiantes, Elviro Aranda, dar una pequeña charla a los residentes sobre reciclaje. El objetivo era concienciarlos para que realizaran una primera separación de residuos en el propio comedor, instalando un par de contenedores para vidrio y envases.

En cada uno de ellos pegamos un cartel muy visual para facilitar la identificación de cada uno de ellos. A lo largo del curso pudimos observar una acogida bastante aceptable por parte de los alumnos, que colaboraron más y mejor de lo previsto.

Salvando al sapo corredor

Este pequeño sapo es bastante abundante en Colmenarejo. Pero tiene unos hábitos de reproducción que le llevan a elegir pequeños charcos estacionales, ni siquiera charcas, sino simples charcos. En sus zonas de reproducción, aprovecha el agua acumulada en las roderas dejadas por los coches en los caminos para hacer sus puestas. El resultado es que en el 90% de los casos, estas puestas se pierden por el paso posterior de vehículos o bien se secan antes de que la larva haya tenido tiempo de convertirse en ejemplar adulto. El sapo corredor tiene buenos mecanismos para suplir estas dificultades, pero los vertiginosos cambios habidos en sus hábitats en los últimos años hacen que dichos mecanismos no sean suficientes para permitir un desarrollo adecuado de las poblaciones.

Renacuajos

En la primavera del 2001, las lluvias se retiraron muy pronto, y la sequía comenzó a hacer estragos en estos pequeños charcos, cuna de las poblaciones de renacuajos de esta especie. Muchísimos murieron, muchos más de lo que es habitual. Acudimos en su ayuda y logramos trasladar varios cientos a charcas cercanas a estos hábitats.

Los sonidos de la noche

Es una iniciativa que venimos desarrollando prácticamente desde la creación de Proyecto Verde. Consiste en salidas nocturnas para identificar aquellos animales de costumbres nocturnas. Se realizan en verano y consisten en un paseo, en el que los biólogos y expertos van identificando ruidos, cantos y animalillos que se cruzan en nuestro camino. Las salidas siempre se han desarrollado en un clima de bastante jolgorio, de manera que ni zorros, gatos, ginetas o jabalís se han cruzado en nuestro camino. Pero hemos escuchado cárabos, autillos, búho real… nos hemos topado con chotacabras, culebrillas ciegas, solífugos… y hemos permitido que “horribles” tarántulas subieran por nuestro brazo. Y, sobre todo, nos hemos reído, charlado y divertido mucho.

En plena crisis de las “vacas locas”, con la Unión Europea desbordada por sus propios errores y nuestra ministra haciendo calditos de espinazo, pensamos que era necesario ofrecer una información adecuada sobre el problema de los alimentos. Nuestro invitado fue Diego Herránz Martí, corresponsable en Ecologistas en Acción de los temas de alimentación.

La charla, como era previsible, despertó mucha expectación, e incluso en el coloquio se suscitó una interesante discusión entre los presentes. Se celebró en la Residencia de Estudiantes.

También se realizó un folleto sobre el tema de las Vacas Locas del que se imprimieron 500 ejemplares que fueron repartidos por todo el pueblo.

Charla sobre energía solar

En pleno verano del 2002 organizamos en la Residencia de Estudiantes una charla destinada a informar sobre las posibilidades actuales de la energía solar. La exposición y preparación del tema corrió a cargo de Raul, que incluso había hecho los folletos explicativos que se entregaron a los asistentes, y con la inestimable colaboración de Laura, que realizó una fantástica presentación por ordenador que pudo ser seguida en la pantalla del auditorio. Y terminada la charla, en uno de los patios, pudimos ver cómo funcionaban distintos artilugios y experimentos relacionados con la energía solar fotovoltaica.

1999 Primeras jornadas micológicas

La propuesta nació del entonces socio de Proyecto Verde, Paco, más conocido como Pacosetero. Su propuesta se articulo como una pequeña exposición y una charla con diapositivas sobre las setas en general. Necesitábamos un local que pudiera oscurecerse para proyectar, con mesas para poner la exposición y suficientes sillas para una afluencia prevista de unas 40 personas.
El único local municipal, disponible entonces, que cumpliera estos requisitos era el Centro de Día de la Tercera Edad.
La asistencia superó las 80 personas, quedando el local absolutamente pequeño.

2000 Segundas jornadas micológicas

En el 2000, el reto era ofrecer algo nuevo a una previsión de público de unas 150 personas. Comenzamos buscando local. De los edificios municipales disponibles, el único que podría haber servido era el Centro Cívico, pero se nos denegó por incompatibilidad con el bar existente. Entonces volvimos la mirada a la Residencia de Estudiantes. Habíamos tenido algún contacto totalmente infructuoso con su anterior director, pero recientemente había cambiado la dirección, y las referencias que teníamos del nuevo responsable eran excelentes. Iba a ser la primera actividad a celebrar en la residencia y no iba a ser cualquier cosa. Las Jornadas proyectadas ocupaban todo el fin de semana. Habría una conferencia en el auditorio, actividades para niños, como taller de pintura y otros. Un maratón de identificación de los ejemplares que nos llevase la gente, y una macro-exposición con más de 300 especies, colocadas sobre planchas de césped. La organización era complicada, pero las instalaciones son excelentes y la disposición del director y el resto de personal de la Residencia mejor todavía.

Se celebraron las Jornadas, con un éxito de público sin precedentes en Colmenarejo. A la conferencia asistieron más de 90 personas, y la exposición fue visitada por 300 personas. Sin mencionar el taller de pintura para niños y la posterior exposición de sus obras.

En la organización trabajaron cerca de 20 socios de Proyecto Verde y simpatizantes, y el perfecto desarrollo de la actividad fue el comienzo de una fructífera relación entre la Residencia de Estudiantes de la Universidad Carlos III y Proyecto Verde.